La muñeca maldita que nadie puede mirar, ni tocar.

No se si es cosa mía, la de ver una muñeca maldita en cada muñeca,digo… Creo que son los ojos, demasiados diabólicos

 Mientras que las muñecas normales son inquietantes en sí mismas, las muñecas diabolicas son como mínimo, tensas.

En este vídeo que os traemos, os presentamos a la muñeca maldita Puggy, ¿La conocías?

Sé que es uno de mis peores temores: el clásico argumento de la película de terror donde los padres traen a casa una muñeca para su hijo, que culmina en la vida de la muñeca y aterroriza a la familia. Una muñeca maldita.  Si bien es un escenario inverosímil, tiene cierta base en la realidad.

Se dice que Peggy, la muñeca encantada que se ve en la foto, está poseída por el espíritu de una víctima judía del Holocausto.

Esta muñeca diabólica tuvo diferentes dueños, todos y cada uno de ellos han experimentado sucesos muy desagradables.

La última dueña, la cual tuvo problemas graves de salud que los asocio a esta terrorífica muñeca, decidió dar la muñeca a una particular experta en muñecas encantadas, Jayne Harris.

Harris dirige una organización llamada Haunted Dolls, que se considera a sí misma como especializada en la investigación del apego al espíritu.

Si no crees en este tipo de cosas, yo particularmente no me las creo, pero respeto profundamente a todo aquel que las crea, si tú eres de los que creen en estas cosas, te recomiendo que no visites el siguiente vídeo.

Ya que en el siguiente vídeo, según Harris y según muchos de los que lo vieron, experimentaron sensaciones extrañas al ver el vídeo, yo lo he visto y no he sentido nada raro, (algo obvio en mi juicio).

Si te ha gustado el artículo,por favor compártelo en tus redes sociales, con eso nos ayudarás mucho y te invitamos a que visites lo artículos relacionados,¡Gracias!.

Related posts

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar